jueves, 10 de abril de 2014

ANTONIO RUBIO, MAESTRO Y POETA.

Antonio Rubio nos acompañó durante dos jornadas en el colegio y nos transmitió a través de la poesía sus vivencias y sus emociones. Ha trabajado fundamentalmente éste género y el hecho de ser maestro le ha ayudado a ello.
Nos trajo y nos enseñó sus libros donde conviven poesía, rimas, trabalenguas, cuentos populares y folclore tradicional.
En su obra destaca la serie para niños De la cuna a la Luna (Cinco, Cocodrilo, Miau, Luna y Pajarita de papel) con poesías sencillas y llenas de musicalidad. Ha publicado también otras obras para niños como: El pollito de la avellaneda, Tres cuentos de Urraca, El murciélago Aurelio, El archipiélago de la cabra, Bibichos, Versos vegetales, Almanaque musical, 7 Llaves de cuento y La vida láctea.
En su libro Versos Vegetales escribe sobre "Los maestros y la poesía" lo siguiente: “El libro de poemas es un compañero inseparable. El maestro y la maestra llevan siempre algún libro entre sus manos. Y no del modo en que se lleva una bolsa de la compra, sino de la manera en que se lleva un objeto preciado”.
“El maestro y la maestra entregan libros a los niños, porque en su aula hay libros (también de poesía), y en la escuela hay libros, y esos libros están vivos y se mueven, y pasan de mano en mano, y salen a las casas de los niños, y vuelven a clase y se habla de ellos”.

Y en su biografía cuenta:
“Yo creo, yo creo, yo creo... que ser poeta es estar cerca de las raíces de los versos, y ser maestro... acaso sea este oficio tan viejo de maestro el oficio de contar con los niños los luceros aunque alguno esté escondido o se disfrace de beso”.
Mil gracias Antonio por tu presencia y tu poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario